Leucemia Mieloide Aguda.

CELULAS LEUCEMICAS


La leucemia mieloide aguda, también conocida como leucemia mielocítica aguda o como LMA, es un tipo de cáncer producido en las células de la línea mieloide de los leucocitos, caracterizado por la rápida proliferación de células anormales que se acumulan en la http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A9dula_%C3%B3sea”>médula ósea e interfieren en la producción de glóbulos rojos normales. La LMA es el tipo de leucemia aguda más común en adultos y su incidencia aumenta con la edad. Aunque la LMA es una enfermedad relativamente rara a nivel global, es responsable de aproximadamente el 1.2% de las muertes por cáncer en los http://es.wikipedia.org/wiki/Estados_Unidos”>Estados Unidos,[1] y se espera un aumento de su incidencia a medida que la población envejezca.

Los síntomas de la LMA son causados por la invasión de la médula ósea normal, que va siendo reemplazada poco a poco por células leucémicas, lo que conlleva un descenso de http://es.wikipedia.org/wiki/Gl%C3%B3bulos_rojos”>glóbulos rojos, plaquetas y leucocitos normales. Los principales síntomas incluyen fatiga, dificultad para respirar, aparición de hematomas, dificultades en la coagulación y un aumento del riesgo de infección. Aunque ya se han determinado ciertos factores de riesgo, aún no está clara la causa específica de la LMA. Al igual que en las demás leucemias agudas, la LMA progresa rápidamente y puede ser fatal en semanas o meses si no es adecuadamente tratada.

La LMA es una enfermedad potencialmente curable. Sin embargo, sólo una minoría de pacientes son tratados con la terapia actual. El tratamiento inicial consiste en la administración de quimioterapia, cuyo objetivo es inducir una remisión de las células cancerígenas. Algunos pacientes pueden llegar a recibir un trasplante de médula ósea, si se logra encontrar alguna persona compatible. Actualmente, la investigación relacionada con la LMA se está centrando en elucidar la causa de la LMA, en la identificación de mejores marcadores de diagnóstico, en el desarrollo de nuevos métodos para detectar la enfermedad residual tras el tratamiento y en el desarrollo de nuevas drogas y de terapias dirigidas a dianas específicas.

¿QUÉ SON LAS LEUCEMIAS CRÓNICAS?

Existen varios tipos de leucemias crónicas según sean las células alteradas. Por un lado, están los síndromes linfoproliferativos crónicos y, por otro, los síndromes mieloproliferativos crónicos.

Los síndromes linfoproliferativos crónicos son una serie de enfermedades producidas por el aumento descontrolado (de carácter neoplásico) de linfocitos de aspecto maduro y que cursan con una afectación de la sangre periférica. La mayoría de estos síndromes están producidos por el crecimiento y multiplicación anormal de los linfocitos B. La leucemia linfática crónica es, dentro de estos síndromes, la más frecuente en la población occidental.

Los síndromes mieloproliferativos crónicos son debidos a una alteración de las células madre o formadoras de sangre, que hace que se aumente el número de las células precursoras y de las células maduras que derivan de ellas. Dentro de estos síndromes, se encuentra la leucemia mieloide crónica.

Tomografía computarizada (también llamada escáner CT o CAT.)

 Procedimiento de diagnóstico por imagen que utiliza una combinación de rayos X y tecnología computarizada para obtener imágenes de cortes transversales (a menudo llamadas “rebanadas”) del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Un escáner CT muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo como por ejemplo, los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. La tomografía computarizada muestra más detalles que las radiografías comunes.

* Resonancia magnética nuclear (RMN)

- Procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.


* Radiografía

 Examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para generar imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una placa.

* Ecografía (también llamada sonografía)

 Técnica de imágenes diagnósticas que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de vasos sanguíneos, tejidos y órganos. Las ecografías se utilizan para ver el funcionamiento de los órganos internos y para evaluar el flujo sanguíneo en los distintos vasos.


* Punción raquídea (punción lumbar)

 Procedimiento mediante el cual se coloca una aguja especial en la parte baja de la espalda, en el interior del conducto raquídeo (la zona que rodea a la médula espinal). Por medio de este procedimiento se puede medir la presión que existe en el conducto raquídeo y en el cerebro. También se puede extraer una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo (cerebral spinal fluid, CSF) y enviarla al laboratorio para comprobar si existe una infección o algún otro tipo de problema. El líquido cefalorraquídeo es el líquido que baña el cerebro y la médula espinal de su hijo.

Desarrollan S Ante la inexistencia de una herramienta automatizada que contribuya a establecer un diagnóstico rápido y eficaz sobre la leucemia linfoblástica aguda infantil, investigadores del IPN crearon un sistema informático capaz de brindar un diagnóstico en un promedio de tres minutos y con un índice de certeza de 98%. Se trata de un software con el que Susana Ordaz obtuvo el grado de Maestra en Ciencias en Ingeniería Electrónica, con la asesoría de los científicos y catedráticos de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica y los miembros del Sistema Nacional de Investigadores Francisco Javier Gallegos y Alberto Jorge Rosales. La maestra en ciencias explicó que el sistema se desarrolló con el propósito de contribuir a mejorar los métodos de diagnóstico de la leucemia linfoblástica aguda infantil en etapas tempranas, debido a que en ellas se presenta cierta confusión y, aun cuando los hematólogos que realizan el estudio poseen amplia experiencia, la apreciación de la muestra de médula ósea en el microscopio tiene un porcentaje de certidumbre de aproximadamente 60%. Señaló que luego de dicho examen y para precisar el diagnóstico, se realiza una prueba denominada inmunofenotipificación, pero los resultados tardan hasta cuatro semanas. “Cuando el cáncer se localiza en un órgano específico existe la posibilidad de que haga metástasis; sin embargo, la leucemia linfoblástica aguda avanza con mayor velocidad debido a que es cáncer en la sangre y circula por todo el organismo, de modo que en donde encuentra células inmaduras se comienza a desarrollar”, dijo. El sistema diseñado en el Politécnico es de gran utilidad porque, de acuerdo con el resultado que emita, se puede comenzar a tratar a los pacientes sin necesidad de esperar el resultado de la prueba de inmunofenotipificación. Esto representa un avance significativo, ya que con ello habría mayores posibilidades de recuperación. Actualmente se sobrepone a esta enfermedad aproximadamente 85% de los pacientes. Alta precisión El software, refirió, es de alto grado de precisión debido a que genera resultados con 98% de certeza, lo cual se determina mediante dos algoritmos especialmente diseñados para ello, mismos que permiten distinguir entre células sanas y enfermas. La maestra politécnica expuso que para funcionar, el sistema únicamente requiere fotografías digitales de las muestras. “Las células sanas tienen la forma de un círculo casi perfecto y cuentan con un nucléolo con dimensión de uno a seis, en tanto que las células enfermas presentan vellosidades y pequeñas muescas o hendiduras; su nucléolo casi no se distingue o se pierde, es decir, cuando se presenta la leucemia linfoblástica aguda se pierde el equilibrio morfológico celular”, explicó Ordaz. Rosales señaló que el programa está enfocado a optimizar el uso de los valores de los parámetros obtenidos en el proceso de clasificación, lo cual se logra a través de los algoritmos adaptativos desarrollados. “Estos algoritmos se adaptan de acuerdo a la información que se les introduce. Para desarrollarlos es necesario utilizar técnicas robustas que requieren de conocimientos de computación, procesos matemáticos y métodos de lógica difusa, por lo que es imprescindible contar con amplia experiencia en esas áreas”. Precisó que para lograr que el sistema distinga entre células sanas y enfermas, previamente se introdujeron alrededor de 200 imágenes de células sanas y enfermas debidamente diagnosticadas con la prueba de inmunofenotipificación. “El papel de los algoritmos es clasificar las células y ubicarlas en rangos de salud o enfermedad al que pertenecen, de acuerdo con las características del contorno”. A su vez, Gallegos mencionó que debido a la aportación que representa el software se iniciaron los trámites para obtener el registro de autor a favor del IPN y se busca incorporar esta tecnología al sector salud, así como el apoyo de algunas asociaciones civiles para comenzar a aplicarlo. Además, explicó, el sistema se puede mejorar para que en un futuro pueda contar con una etapa de pre-procesamiento de imágenes y mejorar su nitidez. Asimismo, se puede procurar que los algoritmos tomen en cuenta la textura de las células mediante técnicas que detecten la cromatina nuclear para que con ello se incremente el índice de certeza. Otro aspecto que se puede incluir para mejorar el sistema, dijo, es el historial médico del paciente, lo cual permitiría contar con antecedentes de salud que es necesario tomar en cuenta en el momento de establecer un diagnóstico. Como producto de la investigación se cuenta con la publicación de un artículo científico en una revista internacional y dos más están en proceso, además la innovación tecnológica se ha presentado en diversos congresos. – Claves La enfermedad • La leucemia o cáncer de sangre es un grupo de enfermedades de la médula ósea que provoca un aumento incontrolado de leucocitos clonales en dicha médula. • Ordaz explicó que esta enfermedad es frecuente entre los niños mexicanos menores de 15 años, ya que de cada 100 mil, cuatro la padecen. • De acuerdo con cifras de la Ssa, la leucemia se colocó en 2008 como la segunda causa de mortandad en la población infantil, pese a ser curable. • Todos los menores de 18 años con cualquier tipo de cáncer, incluyendo la leucemia, tienen acceso a tratamiento mediante el Seguro Popular.

Ante la inexistencia de una herramienta automatizada que contribuya a establecer un diagnóstico rápido y eficaz sobre la leucemia linfoblástica aguda infantil, investigadores del IPN crearon un sistema informático capaz de brindar un diagnóstico en un promedio de tres minutos y con un índice de certeza de 98%.

Se trata de un software  con el que Susana Ordaz obtuvo el grado de Maestra en Ciencias en Ingeniería Electrónica, con la asesoría de los científicos y catedráticos de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica y los miembros del Sistema Nacional de Investigadores Francisco Javier Gallegos y Alberto Jorge Rosales.

La maestra en ciencias explicó que el sistema se desarrolló con el propósito de contribuir a mejorar los métodos de diagnóstico de la leucemia linfoblástica aguda infantil en etapas tempranas, debido a que en ellas se presenta cierta confusión y, aun cuando los hematólogos que realizan el estudio poseen amplia experiencia, la apreciación de la muestra de médula ósea en el microscopio tiene un porcentaje de certidumbre de aproximadamente 60%.

Señaló que luego de dicho examen y para precisar el diagnóstico, se realiza una prueba denominada inmunofenotipificación, pero los resultados tardan hasta cuatro semanas. “Cuando el cáncer se localiza en un órgano específico existe la posibilidad de que haga metástasis; sin embargo, la leucemia linfoblástica aguda avanza con mayor velocidad debido a que es cáncer en la sangre y circula por todo el organismo, de modo que en donde encuentra células inmaduras se comienza a desarrollar”, dijo.

El sistema diseñado en el Politécnico es de gran utilidad porque, de acuerdo con el resultado que emita, se puede comenzar a tratar a los pacientes sin necesidad de esperar el resultado de la prueba de inmunofenotipificación. Esto representa un avance significativo, ya que con ello habría mayores posibilidades de recuperación. Actualmente se sobrepone a esta enfermedad aproximadamente 85% de los pacientes.

Alta precisión

El software, refirió, es de alto grado de precisión debido a que genera resultados con 98% de certeza, lo cual se determina mediante dos algoritmos especialmente diseñados para ello, mismos que permiten distinguir entre células sanas y enfermas.

La maestra politécnica expuso que para funcionar, el sistema únicamente requiere fotografías digitales de las muestras.

“Las células sanas tienen la forma de un círculo casi perfecto y cuentan con un nucléolo con dimensión de uno a seis, en tanto que las células enfermas presentan vellosidades y pequeñas muescas o hendiduras; su nucléolo casi no se distingue o se pierde, es decir, cuando se presenta la leucemia linfoblástica aguda se pierde el equilibrio morfológico celular”, explicó Ordaz.

Rosales señaló que el programa está enfocado a optimizar el uso de los valores de los parámetros obtenidos en el proceso de clasificación, lo cual se logra a través de los algoritmos adaptativos desarrollados. “Estos algoritmos se adaptan de acuerdo a la información que se les introduce. Para desarrollarlos es necesario utilizar técnicas robustas que requieren de conocimientos de computación, procesos matemáticos y métodos de lógica difusa, por lo que es imprescindible contar con amplia experiencia en esas áreas”.

Precisó que para lograr que el sistema distinga entre células sanas y enfermas, previamente se introdujeron alrededor de 200 imágenes de células sanas y enfermas debidamente diagnosticadas con la prueba de inmunofenotipificación. “El papel de los algoritmos es clasificar las células y ubicarlas en rangos de salud o enfermedad al que pertenecen, de acuerdo con las características del contorno”.

A su vez, Gallegos mencionó que debido a la aportación que representa el software se iniciaron los trámites para obtener el registro de autor a favor del IPN y se busca incorporar esta tecnología al sector salud, así como el apoyo de algunas asociaciones civiles para comenzar a aplicarlo.

Además, explicó, el sistema se puede mejorar para que en un futuro pueda contar con una etapa de pre-procesamiento de imágenes y mejorar su nitidez. Asimismo, se puede procurar que los algoritmos tomen en cuenta la textura de las células mediante técnicas que detecten la cromatina nuclear para que con ello se incremente el índice de certeza.

Otro aspecto que se puede incluir para mejorar el sistema, dijo, es el historial médico del paciente, lo cual permitiría contar con antecedentes de salud que es necesario tomar en cuenta en el momento de establecer un diagnóstico.

Como producto de la investigación se cuenta con la publicación de un artículo científico en una revista internacional y dos más están en proceso, además la innovación tecnológica se ha presentado en diversos congresos.

- Claves

La enfermedad

• La leucemia o cáncer de sangre es un grupo de enfermedades de la médula ósea que provoca un aumento incontrolado de leucocitos clonales en dicha médula.

• Ordaz explicó que esta enfermedad es frecuente entre los niños mexicanos menores de 15 años, ya que de cada 100 mil, cuatro la padecen.

• De acuerdo con cifras de la Ssa, la leucemia se colocó en 2008 como la segunda causa de mortandad en la población infantil, pese a ser curable.

• Todos los menores de 18 años con cualquier tipo de cáncer, incluyendo la leucemia, tienen acceso a tratamiento mediante el Seguro Popular.

LEUCEMIA INFANTIL

EL PRIMER VIDEO DE LEUCEMIA INFANTIL 

TIPOS DE LEUCEMIA INFANTIL

En las células de la leucemia, sin embargo, estos genes continúan trabajando y se reproducen descontroladamente impidiendo que las células sanguíneas alcancen un estado de maduración.

Científicos de la universidad alemana de Erlangen han descubierto las causas de un tipo de leucemia infantil altamente agresivo, la denominada "mixed lineage leukemia"

EXISTEN 3 TIPOS DE LEUCEMIA INFANTIL             

* Leucemia linfocítica aguda (acute lymphocytic leukemia, ALL)
La leucemia linfocítica aguda (su sigla en inglés es ALL), también llamada linfoblástica o linfoide, representa el 75 por ciento de los casos de leucemias infantiles. En este tipo de trastorno, la afección se encuentra en los linfocitos, las células que normalmente combaten las infecciones. En los pacientes con ALL, la médula ósea produce un exceso de linfocitos que no maduran correctamente y que desplaza a las demás células sanguíneas. Las células sanguíneas inmaduras (blastos) no funcionan adecuadamente para combatir las infecciones. La ALL puede producirse en un período de días o semanas. La mayoría de los pacientes con esta afección presenta anomalías cromosómicas (cromosomas adicionales y cambios estructurales en el material cromosómico).
* Leucemia mielógena aguda (acute myelogenous leukemia, AML).
La leucemia mielógena aguda (su sigla en inglés es AML), también llamada granulocítica, mielocítica, mieloide o mieloblástica, representa alrededor del 19 por ciento de los casos de leucemias infantiles. La AML es un cáncer de la sangre en el cual la médula ósea produce un exceso de granulocitos, un tipo de glóbulo blanco que normalmente combate las infecciones. En los pacientes con AML, la médula ósea produce un exceso de granulocitos que no maduran correctamente y que desplazan a las demás células sanguíneas. Las células sanguíneas inmaduras (blastos) no funcionan adecuadamente para combatir las infecciones. La AML puede producirse en un período de días o semanas. Los niños con determinados síndromes genéticos, entre ellos, el síndrome de Fanconi, el síndrome de Bloom, el síndrome de Kostmann y el síndrome de Down, tienen mayor riesgo de desarrollar AML que los demás niños.
* Leucemia mielógena crónica (chronic myelogenous leukemia, CML)
La CML es un cáncer de la sangre, poco frecuente en los niños, en el cual la médula ósea produce un exceso de granulocitos, un tipo de glóbulo blanco que normalmente combate las infecciones. En los pacientes con CML, la médula ósea produce un exceso de granulocitos que no maduran correctamente y que desplazan a las demás células sanguíneas sanas. La CML puede presentarse en un período de meses o años. En los pacientes que tienen CML se produce un reordenamiento cromosómico específico. Parte del cromosoma 9 se fragmenta y se une al cromosoma 22; por lo tanto, se produce un intercambio de material genético entre estos dos cromosomas. Este reordenamiento cambia la posición y las funciones de determinados genes y tiene como consecuencia un crecimiento celular descontrolado. También pueden presentarse otras anomalías cromosómicas.

La diferencia entre la leucemia linfocítica y la leucemia mielógena es la etapa de desarrollo de la denominada célula madre pluripotente. Esta célula es la primera etapa de desarrollo de todas las células sanguíneas (glóbulos blancos, glóbulos rojos y plaquetas). La célula madre pluripotente atraviesa varias etapas de desarrollo hasta que madura como una célula funcional. La leucemia está determinada por la etapa de desarrollo en que se encuentra la célula cuando se vuelve maligna o cancerosa.

Las células madre maduran como células linfoides o células mieloides. A su vez, las células linfoides maduran como linfocitos B o linfocitos T. Si la leucemia se presenta en alguna de estas células, se la denomina leucemia mielógena aguda (ALL). Si la leucemia se detecta en una etapa más avanzada del desarrollo de las células, puede clasificarse tanto como ALL de células B o ALL de células T. Cuanto más avanzada sea la etapa de maduración de las células, más difícil será el tratamiento.

Las células mieloides originarán las plaquetas, los glóbulos rojos y dos tipos de glóbulos blancos específicos denominados neutrófilos y macrófagos. Existen muchas subclasificaciones para la AML. El tipo de leucemia está determinado por la etapa de desarrollo en que se encuentran las células normales cuando se convierten en células de leucemia.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.